SÍNDROME DE APNEA OBSTRUCTIVA DEL SUEÑO (SAOS).

Síndrome de apnea obstructiva del sueño (SAOS) en Madrid

El síndrome de apneas-hipopneas durante el sueño (SAOS) consiste en la aparición de episodios recurrentes de limitación al paso del aire durante el sueño, como consecuencia de una alteración anatómico-funcional de la vía aérea superior que conduce a su colapso, provocando descensos de la saturación de oxihemoglobina y microdespertares que dan lugar a un sueño no reparador, somnolencia diurna excesiva, trastornos neuropsiquiátricos, respiratorios y cardíacos.

Los hallazgos clínicos más importantes se producen a dos niveles. Por un lado, las apneas e hipopneas condicionan hipoxia intermitente que puede ocasionar la aparición de problemas cardiovasculares y por el otro, distorsión en la arquitectura del sueño que conduce a hipersomnia diurna, alteraciones cognitivas y psiquiátricas. En general se trata de pacientes obesos -aunque la enfermedad no es exclusiva de éstos-, roncadores con excesiva somnolencia diurna que es clínicamente relevante. Los factores de riesgo más importantes son: el sexo, con una relación entre hombres y mujeres de 1-3/1 en las edades medias, aunque tiende a igualarse con la menopausia y en las edades avanzadas. Otro factor de riesgo importante es la obesidad. Finalmente, son factores agravantes el consumo de alcohol, el tabaco y dormir en decúbito supino.

El diagnóstica se realiza mediante exploración física facial, orfaringe y nasofaringe, pruebas de imagen como TC, Resonancia y cefalometría y un estudio completo del sueño que incluya una Polisomnografía convencional que consiste en el registro simultáneo de variables neurofisiológicas y cardio-respiratorias que nos permiten evaluar la cantidad y calidad del sueño, así como la identificación de los diferentes eventos respiratorios y su repercusión cardio-respiratoria y neurofisiológica.

El tratamiento inicial de esta patología consiste en CPAP, una turbina que transmite una presión predeterminada a través de una mascarilla nasal adaptada a la cara del sujeto y fijada con un arnés con lo que se cierra el circuito.

No obstante, existe una gran cantidad de pacientes que no toleran o no responden al tratamiento con CPAP. Como alternativa a dicho tratamiento se debe plantear un tratamiento quirúrgico.

El tratamiento quirúrgico depende de la zona anatómica responsable de la obstrucción de la vía aérea durante el sueño:

  1. La cirugía nasal corrige las desviaciones del tabique septal y la hipertrofia de cornetes.
  2. La cirugía palatofaríngea o uvulopalatofaringoplastia corrige el problema de las partes blandas de la orofaringe realizando una resección del tejido redundante e hipertrófico del paladar blando, principal origen del colapso de la vía aérea.
  3. Cirugía de avance maxilomandibular: está indicada en pacientes con alteraciones esqueléticas a nivel mandibular y maxilar (retrognatia) y en aquellos casos en los que se necesite un incremento en el tamaño de la vía aérea.

Todos estos procedimientos se realizan en una sóla intervención quirúrgica y el porcentaje de curación es de aproximadamente el 95%.

rxlateralprequirurgicadondeseapreciauna-viaaereaestrecha

Teleradiografía lateral prequirúrgica donde se aprecia una via aérea estrecha

teleradiografia lateral postquirurgica

Teleradiografía lateral postquirúrgica

rx-lateral11

RX lateral donde se aprecia la retrusión mandibular y la vía aérea colapsada

rx-lateral

RX lateral donde se aprecia el avance maxilar y mandibular y el consiguiente incremento de la vía aérea

La apnea del sueño es una patología que ocurre cuando la garganta se colapsa durante el sueño, bloqueando las vías respiratorias. Como resultado, se experimentan breves pausas en la respiración que pueden ocurrir cientos de veces por noche al respirar. Un síntoma común de la apnea del sueño es el ronquido.
Si no se trata, la apnea del sueño puede conducir a problemas de salud potencialmente peligrosos como:
• Presión arterial alta
• Enfermedad cardiovascular
• Accidents cerebrovasculares
• Problemas de memoria
• Aumento de peso
• Impotencia
• Dolores de cabeza
• Fatiga durante el día
Los signos que típicamente se asocian a la apnea del sueño y que facilitan su diagnóstico son “el ronquido”, las paradas respiratorias durante el sueño, el cansancio y la fatiga crónica. La presencia de estos síntomas en ausencia de otras causas, debe hacer sospechar un Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño y justificaría un estudio del sueño.
El diagnóstico de la Apnea del Sueño se realiza mediante una prueba llamada polisomnografía que consiste en monitorizar mediante dispositivos especiales diversas variables neurofisiológicas durante el sueño.
El tratamiento de la apnea del sueño es multidisciplinario.
El primer nivel de actuación consiste en perder peso, eliminar la ingesta de alcohol y comidas copiosas antes del sueño, y evitar la posición de espaldas durante el sueño que tiende a colapsar la vía aérea.
El segundo nivel de actuación, suele ser el llamado CPAP (continuous positive airway pressure). Consiste en una máscara, conectada mediante unos tubos a una máquina que suministra de manera continua oxigeno con alta presión al paciente.
Los pacientes por lo general toleran muy mal el hecho de tener que estar conectados de por vida cada noche a una máscara incómoda y a una máquina que hace ruido.
La cirugía ortognática, ha demostrado ser beneficiosa en el tratamiento de la Apnea Obstructiva del Sueño. El avance de maxilar, mandíbula o ambos, permite aumentar notablemente el diámetro y el volumen de la vía aérea (la garganta), permitiendo que los pacientes puedan abandonar el uso del CPAP y consiguen una curación en más del 90% de los casos.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar