IMPLANTOLOGÍA.

Implantes dentales en Madrid

¿Qué son los implantes dentales?

Implantes dentales en Madrid

Los implantes dentales son tornillos artificiales de titanio que se insertan en el maxilar o en la mandíbula de los pacientes y sirven para soportar sus nuevos dientes fijos. Los dientes implantados tienen un aspecto natural y son los que mejor recuperan las sensaciones de firmeza y confort de nuestros propios dientes permitiendo gracias a su funcionalidad realizar una dieta completamente normal.

Cada caso de implantología se individualiza y se analiza para determinar cuantos implantes son necesarios y cual es el momento adecuado para su colocación y posterior carga con su prótesis. Un implante puede ser posicionado el mismo día de una extracción (donde estaba la raíz del diente extraído) o puede ser diferido en función de la presencia de una infección o de la existencia de lesiones dentales asociadas.

¿Como se colocan los implantes dentales?

Se colocan mediante una intervención quirúrgica con anestesia local. El postoperatorio es habitualmente muy bueno. Gracias a las modernas técnicas microquirúrgicas, mínimamente invasivas, es muy infrecuente la aparición de complicaciones, dolor, inflamación o hematomas. En casos de cirugía avanzada con muchos implantes dentales, injertos o casos muy complejos, la frecuencia de aparición de complicaciones postoperatorias es algo mayor.

El porcentaje de éxito de osteointegración de los implantes es aproximadamente del 98,5%. En la mayoría de los casos en los que no se obtiene una buena integración (un 1,5%), el implante se puede colocar de nuevo al cabo de un tiempo. No significa que exista un rechazo, sino una falta de estabilidad entre el hueso y el implante.

La rehabilitación protésica varía entre 24 horas y 6 meses dependiendo de la estabilidad primaria del implante, de la calidad y tipo de hueso y de la localización de los dientes a restaurar. En los casos que sea necesario y para favorecer la comodidad del paciente se puede realizar una carga inmediata, es decir, podemos extraer los dientes en mal estado, colocar implantes y dientes fijos sobre ellos en un plazo de 24 horas. Esto puede hacerse siempre que las condiciones óseas del maxilar y la estabilidad de los implantes lo permitan.

En aquellos casos en los que no exista suficiente calidad y/o cantidad de hueso se utilizan técnicas de regeneración ósea, mediante injertos de hueso y técnicas de bioingeniería, muy fiables y poco agresivas. Esto permite que personas antes condenadas a llevar dentadura con mala retención, disfruten de dientes como si fueran propios, estables y cómodos.

Ortopantomografía con implante dental unitario

Ortopantomografía con implante unitario

 

situacion inicial

Situación inicial

 

protesis-inmediata-en-acri­lico-en-boca

Prótesis inmediata en acrílico en boca

 

ortopantomografia-final-con-la-rehabilitacion-en-porcelana-superior-e-inferior

Ortopantomografía final con la rehabilitación en porcelana superior e inferior

aspecto-de-la-oclusion-final-tras-la-rehabilitacion-en-porcelana

Aspecto de la oclusión final tras la rehabilitación en porcelana

 

opg-con-implantes-en-los-cuatro-cuadrantes

Ortopantomografía con implantes en los cuatro cuadrantes

 

colocacion-de-7-implantes

Colocación de 7 implantes superiores sobre los que se realiza la prótesis inmediata y 4 implantes inferiores

 

oclusion-tras-la-carga-inmediata

Oclusión tras la carga inmediata

 

rehabilitacion-final-en-porcelana

Rehabilitación final en porcelana

 

aspecto-final-en-reposo-tras-la-rehabilitacion-en-porcelana

Aspecto final en reposo tras la rehabilitación en porcelana

 

 

Los implantes dentales son tornillos de titanio que se colocan en el maxilar o en la mandíbula de los pacientes para soportar sus nuevos dientes fijos. Las coronas sobre implantes tienen un resultado estético que les otorga un aspecto natural y permiten recuperar la funcionalidad de los mismos,recuperando las sensaciones de firmeza, confort y una dieta completamente normal.
Los implantes dentales aportan muchas ventajas para los pacientes que toman la decisión de utilizar implantes dentales. La mayor ventaja de los implantes dentales es que mejoran mucho la calidad de vida de los pacientes, recuperando la sonrisa y recuperando la mordida. Por un lado, los pacientes recuperan una mordida firme que les permite realizar una dieta normal. Por otro lado, el paciente recupera todos sus dientes con un aspecto estético y natural. Finalmente se detiene la pérdida de hueso y encía y evitamos tallar el resto de los dientes para la colocación de las coronas.
Un implante dental está fabricado con titanio, metal bioinerte y biocompatible cuya característica principal es su que se une químicamente con el hueso mediante un proceso que llamamos osteointegración. Una vez concluido el proceso de osteointegración es muy difícil perder un implante. A pesar de ello, los implantes exigen los mismos cuidados de higiene oral que los dientes, ya que si el cepillado no es correcto, con el tiempo nos podemos enfrentar a una enfermedad conocida como periimplantitis, que acaba por destruir el hueso que rodea al implante.

Estadísticamente, se pierden entre un 2.5-4% de los implantes. No obstante, en estos casos la solución es colocar otro implante.

La ausencia de dientes condiciona una reabsorción de hueso y encía donde estaban previamente los dientes. En el momento en que colocamos los implantes y sus coronas, este proceso se detiene.

La buena digestión de los alimentos comienza por la masticación, y sin dientes, los alimentos que se ingieren, no estarán bien triturados, lo cual es primordial en el proceso de digestión.
La potencia de los músculos de la masticación es enorme, y en condiciones normales, esta carga se reparte entre toda la dentición. Cuando se pierden dientes, los demás empiezan a asumir mayores cargas, empezando incluso a migrar fuera de su posición correcta, lo cual interfiere con la buena función masticatoria al perderse el ajuste oclusal perfecto que debe existir entre unas piezas y otras.

Una vez colocados los implantes en el hueso debemos esperar aproximadamente 4 meses para la colocación de las coronas mediante la técnica habitual. Esto es debido a que el proceso de osteointegración de los implantes dura aproximadamente 4 meses. No obstante, si aplicamos las nuevas tecnologías de carga inmediata, las coronas se pueden colocar el mismo día de la colocación de los implantes.
La colocación de los implantes es un proceso sencillo que se realiza con anestesia local, es indoloro y no supone una experiencia traumática para los pacientes. Si optamos por la carga inmediata, el implante y la corona se pueden llegar a colocar el mismo día.
Existe rechazo sólo en un 2.5-4% de los implantes colocados, por lo que la gran mayoría de los implantes se integran en el hueso de forma normal. La causa del rechazo es debido a la formación de tejido fibroso entre el implante y el hueso que impide la correcta osteointegración del implante. La solución a este problema es retirar el implante, limpieza y posterior colocación de otro implante.
Sí, es una tecnología conocida como carga inmediata. El mismo día que el paciente acude a la clínica para colocar el implante se toman una serie de registros y, mediante técnicas guiadas por ordenador, se confeccionan la coronas y permite recuperar los dientes en el día. Con esta nueva técnica de implantes con carga inmediata recuperas los dientes en la misma consulta, sin esperar las semanas o meses que había que esperar con las técnicas tradicionales. Es la mejor alternativa en cuanto a colocar implantes dentales, y el precio es tan sólo ligeramente superior al de las técnicas tradicionales.
Es necesario mantener un buen cuidado de los implantes dentales ya que de esta manera los implantes dentales se conservarán mejor y se evitarán posibles complicaciones derivadas de una mala higiene bucal. Básicamente las medidas de higiene son las mismas que para los dientes normales. Cepillos manuales o eléctricos, cepillos interproximales o irrigadores bucales (waterpik) permiten y aseguran una correcta higiene de los implantes y de la encía.
La colocación de los implantes se realiza bajo anestesia local y no supone dolor ni experiencia traumática. Una vez pasado el efecto de la anestesia local, pueden aparecer ligeras molestias que pueden durar 2-3 días y son tratadas mediante analgésicos bajo prescripción médica. Una vez cicatrizada la encía no existe ninguna molestia.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar