DEFORMIDAD DENTOFACIAL.

 ¿Qué es la deformidad dentofacial?

Se entiende por deformidad dentofacial la disarmonía existente entre los huesos faciales que albergan los dientes (maxilar superior y mandíbula) provocando una maloclusión (los dientes superiores e inferiores no juntan correctamente). Debido a esta posición del maxilar superior y la mandíbula, en general, existe una alteración estética asociada.

La causas de esta patología son múltiples: síndromes craneofaciales congénitos, hábitos adquiridos en los primeros años de vida (por ejemplo, chuparse el dedo), alteraciones del desarrollo del esqueleto facial, crecimiento mandibular asimétrico…

Dentro de las deformidades dentofaciales se incluyen las maloclusiones tipo II de Angle (la mandíbula por detrás del maxilar superior-retrognatia), tipo III (la mandíbula por delante del maxilar superior-prognatismo) así como las denominadas asimetrías faciales (mentón desviado).

Estos pacientes deben ser valorados conjuntamente por un ortodoncista y un cirujano maxilofacial para determinar si se pudiera tratar sólo con ortodoncia o si fuera preciso una intervención quirúrgica. Si el caso fuese quirúrgico, es obligatorio un tratamiento ortodóntico asociado (normalmente, previo y posterior a la intervención quirúrgica).

rx-prequirurgica

Rx prequirúrgica

oclusion-prequirurgica

Oclusión prequirúrgica

oclusion-final2_1

Oclusión final

oclusion-final_2

Oclusión final

oclusion-prequirurgica

Oclusión prequirúrgica

oclusion-postquirurgica_1

Oclusión postquirúrgica

oclusion-inicial

Oclusión inicial

oclusion-final_2

Oclusión final

La cirugía ortognática o de las deformidades faciales es la solución para conseguir un resultado facial armónico, estético y funcional.
Las deformidades faciales aparecen cuando los huesos de la cara son más grandes de lo normal, más pequeños o asimétricos. Esto conlleva una alteración en la estética facial y en la masticación ya que los dientes no ocluyen de forma correcta. Estas deformidades pueden afectar a la mandíbula, mentón, nariz, maxilar superior y pómulos. En estos casos está indicada la cirugía ortognática.
Normalmente las proporciones faciales no son armónicas y los dientes no encajan correctamente.
Normalmente es necesario un tratamiento de ortodoncia antes de la cirugía. Los dientes no encajan correctamente en estos casos y precisan ser reposicionados mediante ortodoncia para que cuando se realice la cirugía los dientes encajen perfectamente.
Son técnicas y abordajes mínimamente invasivos basados en incisiones pequeñas que permiten llegar a través de unos túneles a la zona a operar. Estas técnicas permiten que la duración de las cirugías oscilen entre 30 minutos y 3 horas.
Aproximadamente entre 1 y 3 días dependiendo de la complejidad de la deformidad dentofacial.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar